EL JUEGO

Hoy puedo decir que el JUEGO, no es para mí tan sólo una técnica ni un métdo para… es UN ESTILO DE VIDA y como tal implica una constante entrega del individuo, dándose y dándole a los demás el lugar para poder SER UNO MISMO, diluyendo inhibiciones que muchas veces nos alejan de los otros.

A través del JUEGO, aprehendemos a ser LIBRES en el verdadero  y único sentido que la palabra LIBERTAD tiene porque no existe libertad con límites.

La persona que juega construye su pensamiento de forma CREATIVA buscando las más variadas soluciones a sus dificultades que al interaccionarse con grupos totalmente heterogéneos – en sexo, edad, capacidad,etc – enriquece no sólo sus conocimientos sino también sus afectos.

El JUEGO es como dice Huizinga, anterior a la cultura, es lo primero que el hombre ha hecho para poder construir todo lo que hoy podemos apreciar a través de nuestros sentidos.  Porque él nos permite interaccionar y crear en el mundo de los objetos; teniendo consciencia de que podemos aprovechar todo aquello que la naturaleza y el hombre deshecha para transformarla; explorarla; reciclarla; sin tener dependencia  de las cosas que nos impone el mundo del consumo.

PROYECTO: DEFENDIENDO LA ALEGRÍA AL APRENDER, CONSTRUIMOS LA ESCUELA NUEVA.

JORNADAS DE PERFECCIONAMIENTO A CARGO DEL EQUIPO DE LA COOPERATIVA DOCENTE   “VIVIR Y CONVIVIR”. Integrada por los siguientes profesionales:

Bibiana Beck – María de los Ángeles CasielloMarisa Gallo – María de los Ángeles Manodoro – Silvana Sandri de Mendez

logo COOP
Escuela: Santa Mónica – Modalidad: Especial – Matrícula: 1.104
San Lorenzo – Pcia. de Santa Fe  

Fecha: 4º Trimestre de 1.999
Carga horaria: 100 hs. reloj

Nuestro trabajo respondió a las propuestas del equipo a cargo de la elaboración del Proyecto Institucional de JUEGO.

Programa:

“DEFENDIENDO LA ALEGRÍA AL APRENDER CONSTRUIMOS LA ESCUELA NUEVA”

NOS DESCUBRIMOS:

  • Presentación de la Cooperativa de trabajo Docente Vivir y Convivir.
  • Juegos de presentación:  a. Grita tu nombre b. Saludo volteado c. Carteles con nombre.
  • Juegos de confianza. Juegos con el cuerpo, con el compañero.

FUNDAMENTACIÓN:

  • Introducción a los contenidos.
  • Entramos en la Pedagogía Lúdica Creativa.

LA TEORÍA EN ACCIÓN:

  • Relaciones espaciales: a. Dibujar lo que veo, b. Jugar con la línea.
  • Constantes del objeto.
  • Conocer el espacio: “Voy en busca de un león”
  • Encontrar diferentes texturas.
  • La geometría en los juegos folklóricos.

Fin de la primera parte.

COCINA LÚDICA. LA MATEMÁTICA COTIDIANA Y EL JUEGO DE LAS PALABRAS.

  • Reconocer los ingredientes.
  • Armar la receta y titularla.
  • Sopa de recetas. Encontrar una, prepararla para ofrecerla al autor/ a. Recibir la propia.

Fin de la segunda parte.

SÍNTESIS:

  • Jugar el nombre – Descubrir las vocales y otras posibilidades.
  • Planilla de asistencia. Otras estadísticas.
  • Los momentos vividos.
  • Paralelo entre los conceptos institucionales y los de la pedagogía Lúdico Creativa.

CERRAR PARA VOLVER A ABRIR:

  • Baile con tules.
  • Ronda del beso.

Fin de la tercera parte.

CONCEPTUALIZACIÓN A TRAVÉS DE LA VIVENCIA

———————————————————————————————————-

EL TRABAJO CON EL NOMBRE PROPIO.

  • Aprender a escribir el nombre propio es aprender algo muy especial, ya que forma parte de la propia identidad.
  • Antes de que el niño comprenda por qué ésas y no tras son las letras de su nombre, ni por qué el orden de esas letras en ése y no otro, su nombre escrito puede darle información pertinente y valiosa.
  • Le indica que no cualquier conjunto de letras sirve para cualquier nombre.
  • Le indica que el orden de letras no es aleatorio.
  • El tipo de letra utilizado, imprenta mayúscula – incorporándose carteles con letra cursiva a pedido de los alumnos.
  • La tarea inicial fue que identificaran el cartel con su nombre entre los compañeros.

RECORDEMOS QUE:

  1. La lectura es un proceso interactivo de construcción.
  2. Las estrategias que ponen en juego los buenos lectores pueden desarrollarse, esta es la función de la escuela.
  3. Leer es comprender lo que se lee, sin comprensión no hay acto de lectura.

A TENER EN CUENTA….

El lenguaje es….PENSAMIENTO – CULTURA- COMUNICACIÓN -REPRESENTACIÓN Y EXPRESIÓN

  • Es PENSAMIENTO, porque el “hablar” presupone el “pensar”, “conocer”, establecer relaciones intencionales con la realidad.
  • Es REPRESENTACIÓN, porque permite al hombre configurar al mundo que lo rodea, los conocimientos, las categorías, las relaciones y la estructuración de los mensajes orales y escritos.
  • Es COMUNICACIÓN, porque el ser humano en la medida en que se relaciona con otras personas intercambia ideas, afectos, visiones del mundo, decisiones.
  • Es EXPRESIÓN, porque por medio de él el individuo manifiesta los valores que conforman la trama de interacción social.
  • Es CULTURA, porque la palabra es la síntesis de la experiencia no sólo del individuo, sino de la comunidad entera, su historia, sus costumbres, proyectos, creencias, aspiraciones. Contribuye a la formación de nuestra identidad.
  • El LENGUAJE es una actividad compleja.
  • Es un medio operativo para representar un conocimiento.
  • Regula conductas propias y ajenas.
  • Es comunicar.
  • El lenguaje refiere ante todo, a la realidad captada por la inteligencia.
  • El lenguaje es un proceso social, en la medida en que la persona no concibe una realidad separada o aislada del sistema semántico cultural en el cual se halla codificada esa realidad.

La comunicación humana se realiza en cuatro esfera de la actividad del hombre:

INTRAPERSONAL: comunicarse con uno mismo.

INTERPERSONAL: comunicarse con otra persona.

SOCIAL: comunicarse con otras personas.

MASIVA: un emisor se comunica con un público amplio, disperso, heterogéneo y anónimo.

Si hablamos de la enseñanza de la LENGUA, diremos que ésta se inscribe en un proceso que presupone el desarrollo del lenguaje, como los lingüísticos y paralingüísticos propios de las diversas situaciones de comunicación.

 ENSEÑANZA DE LA LENGUA 

En este Nivel de escolaridad es conveniente iniciar al niño en el descubrimiento de cómo funciona el lenguaje, entendiendo que el mismo es instrumento de desarrollo cognitivo.

Sabemos que las características del lenguaje que traen los niños tienen la impronta de sus experiencias personales. La escuela , debe aceptar estas diferencias ligüísticas, darles un lugar dentro del aula; pero además debe ofrecer situaciones nuevas que le permitan vivir otras experiencias enriquecedoras con el objeto de prepararlo para actuar, en otros ámbitos diferentes de los de su entorno de origen.

Si bien es cierto que hablando se aprende a hablar, la apropiación de los usos formales de la lengua, así como el desarrollo de la oralidad secundaria, es un proceso lento y difícil en el que no es suficiente brindar a los alumnos oportunidades para dialogar.

Las actividades lúdicas con el lenguaje abordadas desde la oralidad, que exigen operaciones tales como relacionar, comparar, clasificar, etc, están orientadas al desarrollo de una competencia lingüística y de procesos de pensamiento relevantes para la construcción de aprendizajes significativos.

Los niños, van construyendo el lenguaje en contacto con los otros, a medida que van madurando. Cuanto más oportunidades tengan de hablar, escuchar y ser escuchados, hablarán más fluidamente y podrán transmitir mejor lo que piensan, quieren o sienten.

En la primera infancia hacen muchas preguntas. Es la época de los “por qué”. Por eso se deben aprovechar las preguntas para conversar.

Aunque la “media lengua” nos resulte graciosa, nosotros debemos aprovechar para:

  • Decir bien las palabras,
  • Incorporar nuevos vocablos,
  • Aclarar significados.
  • Aprovechar las actividades cotidianas para dialogar.

La familia es fundamental, pues ella tiene la llave  de la comunicación inicial, pero no es la única, ya que el niño convive con los vecinos, el jardín y la comunidad.

Hoy sabemos que la lecto-escritura es un complejo proceso del pensamiento que va mucho más allá de adiestrar la mano para dibujar letras. Aprender a escribir es una técnica que además les permitirá a los chicos abrir muchas puertas.

Por lo antes expuesto, decimos que la Educación es la vía de acceso al proceso de alfabetización, por eso, debe garantizar un contacto permanente y variado con las prácticas de lectura y escritura.

Debemos tener en cuenta que la curiosidad, el deseo de conocer y la gran capacidad de aprendizaje están presente en la mayoría de los niños, de allí que, es obligación de quienes tienen a cargo la educación de los mismos, desarrollen estas capacidades al máximo.

En los primeros años de vida de todo hombre, la forma básica de conocer es a través de los sentidos: tocando, mirando, escuchando, sintiendo diferentes olores, sabores y sensaciones. Así un niño va reconociendo el mundo que lo rodea y poco a poco conoce más las características de las cosas y de las personas.

Va diferenciando: lo grande, lo chico, lo duro, lo blando, etc.

No hay fórmulas mágicas. Los niños avanzarán en sus logros a medida que estén maduros para hacerlo y no conviene apurar este proceso.

Es importante reconocer que el aprendizaje es una construcción, se necesita para aprender a hablar, a contar, a leer… hay que colocar con anterioridad muchos andamios.

“De lo que se trata es de enseñar destrezas generales de comunicación y habilidades para pensar y reflexionar sobre las experiencias. Por ello el lenguaje no es un objetivo curricular más, sino el propósito central de la educación, a través del cual se cumplen todos los otros objetivos.” Toug, 1.982

POR QUÉ NOS IMPORTA JUGAR ?

Porque el juego va más allá de cualquier utilidad que uno quiera adjudicarle. Lo concebimos como fundamental en sí mismo. Es un estilo de VIDA.

Si bien es cierto que jugar “sirve” también para muchas cosas, nos situamos más bien lejos de quienes lo piensan como un “medio para” – aprender, cambiar conductas…

El porqué o para qué del juego es una pregunta que privilegia lo que sirve. Pero el jugar no tiene porqué ni para qué. Y allí reside su mayor riqueza.

Quien juega puede crear y recrear incesantemente su experiencia, la relación con los otros, la lengua, los aprendizajes, los objetos. Así el niño enriquece una y otra vez su relación con el mundo.

El niño que juega podrá descubrirse a sí mismo, al otro, al lenguaje, a armar los lazos más propicios con los cuales tejer su cuerpo, su historia…

Para San Agustín “el juego es eminentemente educativo en la medida en que es el resorte de nuestra curiosidad por el mundo y por la vida, el principio de todo descubrimiento y de toda creación.”

El juego no tiene como función propia el desarrollo de capacidades, estas se desarrollan por añadidura.

¿ QUÉ ES LO QUE POSIBILITA  QUE SE ACCEDA A LA LECTO- ESCRITURA ?

Clemencia Baraldi responde a esta pregunta en su libro titulado: “JUGAR ES COSA SERIA”, al decir: “para poder aprender un niño necesita construir su cuerpo y habitar su palabra. El cuerpo se construye siempre mediado por Otro. Este encuentro en el cual la madre es capaz de adjudicarle un sentido a su llanto, un decir al niño, es el inicio del lenguaje, el comienzo de un diálogo, la inscripción a un código.

Este primer tiempo, el momento del armado del cuerpo, es en el que se aprende sin saber que se aprende. No hay búsqueda del saber. El sujeto no está consolidado en tanto tal. Se es para el Otro. Es el momento del YO SOY.

La construcción de la falta en el Otro – por ejemplo cuando a un interrogante de un niño el adulto responde no sé  – es la que permite el pasaje del YO SOY al YO PIENSO. Es aquí que el niño aprende sabiendo que aprende. Aquí hay sujeto y por lo tanto palabra.”

Cuando el niño marca la hoja con su trazo, primer soporte de la escritura, puede después perder su cuerpo real para representarlo en la superficie de la hoja, el cuerpo real se desdibuja y su imagen se imprime sobre el papel. El cuerpo real sólo puede perderse si previamente fue construido, habitado, separado del Otro.

Luego para pasar a la escritura será necesario un nuevo desdibujamiento del cuerpo real; el pasaje a los signos requiere una nueva pérdida que permita la abstracción.

 

“…La ocupación favorita y más intensa del niño es el juego. Acaso sea lícito afirmar que todo niño que juega se conduce como un poeta, creándose un mundo propio, o, más exactamente, situando a las cosas de su mundo en un nuevo orden, grato para él.

(…) Toma muy en serio su juego y dedica en él grandes afectos. La antítesis del juego no es gravedad, sino realidad. El niño distingue muy bien la realidad del mundo y su juego, a pesar de la carga de afecto con que lo satura, y gusta de apoyar los objetos y circunstancias que imagina en objetos tangibles y visibles del mundo real. Este apoyo es lo que aún diferencia el “jugar” infantil del “fantasear.” S. Freud

AHORA ABORDAMOS LAS MATEMÁTICAS.

Constance Kamii, hace algunas consideraciones con el fin  de que sirvan de guía a los educadores, para facilitar la construcción de la noción de número.

  1. animar al niño a estar atento y a establecer todo tipo de relaciones entre toda clase de objetos y situaciones.
  2. animar al niño a que piense acerca del número y la cantidad de objetos, cuando esto tiene significado para él.
  3. animar al niño a cuantificar objetos lógicamente y a comparar conjuntos, en vez de limitarlo a contar.
  4. animar al niño a que construya conjuntos con objetos.
  5. animar al niño a que intercambie ideas con sus compañeros.
  6. comprender cómo piensa el niño e intervenir de acuerdo con lo que parece estar pensando.

EL NÚMERO Y EL NIÑO DE PREESCOLAR

El propósito fundamental de las matemáticas, es que el niño construya su conocimiento a partir de la experiencia propia, de la reflexión sobre la organización de su actividad, propósito que implica de parte del educador la creación de los medios concretos que permitan alcanzar los objetivos.

El aprendizaje de las matemáticas en el nivel preescolar requiere el apoyo de la etapa anterior o  preescolar, en la cual el niño construye las bases de su pensamiento lógico-matemático, al organizar actividades que le permitan observar, agrupar, comparar y ordenar los objetos.

EL NÚMERO Y EL NIÑO.

En una reunión en la que se celebraba el cumpleaños de un niño (cumplía cinco años),se le preguntó:”¿Cuántos años cumples?”; el niño mostró la mano y dijo:”cinco”. Alguien dijo: “¿Así?”, mostrando tres dedos de una mano y dos de la otra. Él  contestó: “No, así, como lo había hecho antes”.

En otra ocasión, un niño contaba sus juguetes y decía, a la vez que señalaba un juguete; “Uno, dos, tres, cuatro, cinco.”

Cuando se le preguntó : “¿Cuántos juguetes tenía?”, nuevamente empezó a contar y dijo: “Uno, dos, tres, cuatro, cinco.”

Por eso debemos tener en cuenta:

Forma en la que cuentan los niños   y el  Orden mental de los objetos

Los hechos ponen en evidencia que los niños, a pesar de que hacen uso del número, todavía no lo comprenden. Los utilizan como una palabra asociada con la disposición de los dedos de su mano; no sigue un orden mental entre los elementos que contará, por lo que o deja de contar unos o cuenta dos veces el mismo elemento.

  • El número de los objetos contados no tiene que ver con la naturaleza de los mismos.
  • El orden en que  se cuentan los objetos no altera el número que hay de los mismos
  • Al contar una cierta cantidad de objetos, el último número que se dice comprende el número total de objetos, y no sólo el último.

El número es la relación que el sujeto establece entre los elementos de un conjunto y no es propiedad de los objetos, como el color, el sabor, la forma, etc.

Según Piaget, el niño tiene diferentes hipótesis respecto al número:

  • Piensa que el número de elementos de un conjunto es mayor si están dispuestos en línea que si lo están de otra manera.
  • Si empieza por el último elemento que contó por primera vez, no está seguro de que tendrá la misma cantidad que al principio.

Con respecto a la relación de inclusión, los niños de preescolar no la tienen muy clara. Cuando se les pide que escriban la cantidad de elementos que hay sobre una mesa, por ej., dicen 1, 2, 3, 4, 5, 6, en lugar de decir seis; los números son nombres.Aún no han descubierto que basta con decir el último número para saber el total de ellos, que seis incluye al cinco, cuatro, tres, dos y uno.

No podemos enseñar de manera directa lo que es el número, sí podemos propiciar situaciones que favorezcan dicha construcción.

Para ello sería necesario:

  1. Animar al niño a estar atento y a establecer todo tipo de relaciones entre toda clase de objetos y situaciones.
  2. Animarlo a que piense acerca del número y la cantidad de objetos, cuando esto tiene significado para él.
  3. Animar al niño a cuantificar objetos lógicamente y a comparar conjuntos, en vez de limitarlo a contar.

Para saber si alguien tiene más juguetes que otro no es necesario saber contar, basta con establecer una correspondencia uno a uno entre los diferentes conjuntos de juguetes de cada niño.”A cada uno de nosotros corresponde un vaso, ¿alcanzarán los que están sobre la mesa para todos?. El niño establecerá una relación uno a uno entre los dos conjuntos: vasos y personas.

  1. Animar al niño a que construya conjuntos con objetos. Ej. : se le muestran ocho tazas y se  les dice que traigan igual cantidad de platos. En caso de no saber contar, establecerá  una correspondencia uno a uno; traerá uno por uno cada plato hasta completar los necesarios.
  2. Animar al niño a intercambiar ideas con sus compañeros, esto propicia defender razonadamente hipótesis, modificarlas o incluso desecharlas. Por ejemplo, al preguntarle cómo supo que hay más elementos en un conjunto que en otro.
  3. Comprender cómo piensa el niño o intervenir de acuerdo con lo que parece estar pensando. El papel del maestro no es corregir la respuesta, sino comprender porqué el niño ha cometido ese error.

El maestro debe tomar en cuenta que el niño puede llegar a la solución de la tarea propuesta de diferentes maneras, por ello debe explorar y descubrir la estrategia que el niño utiliza, y proponer otras situaciones para que el mismo evolucione en su razonamiento.

CÓMO APRENDEN LOS NIÑOS LAS MATEMÁTICAS.

  1. Importancia de las matemáticas.

En la vida cotidiana los objetos tienen formas y tamaños diferentes, por ejemplo hay objetos redondos, cuadrados, etc., y también existen diferencias entre ellos con relación a tamaño y peso, etc.

También las transacciones de compra-venta cotidianas requieren resolver problemas de cálculo: pesamos, medimos y contamos las mercancías, además de pagarlas.

Aprender matemáticas tradicionalmente se ha visto como un problema. Las más  de las veces la enseñanza se realiza recalcando el cómo y no el porqué de las operaciones, lo que reduce el proceso a una perspectiva pragmática y utilitarista, que  ve en las matemáticas una sola función: su uso en la vida diaria.

  1. Según Piaget, son cuatro las etapas principales del desarrollo del niño: 

La primera etapa comienza en el momento en que el niño nace y termina cuando aprende a hablar, más o menos a los dos años. Sólo existe lo que tienen cerca. Ellos tocan, chupan, golpean todo lo que está a su alcance como una manera de conocer lo que los rodea.

La segunda etapa comienza a los dos años y termina a los siete aproximadamente. Ya pueden pensar en cosas sin necesidad de tenerlas a la mano o recordar hechos pasados. En esta etapa veremos que empiezan a tener idea de cantidad. Ej. utilizan expresiones como muchos, pocos, varios, algunos, ninguno, todos, más que, menos que.

Aún no tienen la noción de número, estos niños ya comienzan a expresarla de diversas maneras, pero basados siempre en sus percepciones. A pesar de distinguir las formas de los objetos, no pueden representar con precisión figuras geométricas, ni reconocerlas fácilmente. Diferencian bastante bien figuras abiertas de las cerradas, sin importar la forma que tengan.

La tercera etapa, empieza entre los siete u ocho años y termina entre los once y doce,    se caracteriza porque ya distinguen detalles y pueden fijar su atención en dos situaciones a la vez. Logran descubrir que la cantidad de objetos de dos colecciones permanece igual, aunque las cosas estén juntas o separadas. Ya pueden imaginarse el resultado de una acción. Anticipar que una colección de objetos cambiaría si se agregan o quitan cosas. Con esto ya están preparados para elaborar sus propios conceptos matemáticos, necesitan contar, juntar, separar, comparar, etc. Al haber hecho su pensamiento más operativo y menos perceptivo, ya son capaces de reconocer detalles de una figura al recorrer el borde de un objeto; pueden diferenciar las figuras  de los objetos por el número de lados o por el tamaño de los mismos. No necesitan apoyarse en los objetos para manejar ideas matemáticas.

Como observamos, desde la tercera etapa de desarrollo los niños pueden comenzar su aprendizaje de las matemáticas, aunque será necesario el apoyo de la etapa anterior o preescolar a través de la actividad directa con los objetos: observando, contando, agregando y quitando, en fin, experimentando a través de la manipulación.

COMO AYUDAR A LOS NIÑOS A FORMAR LAS BASES DE SU APRENDIZAJE MATEMÁTICO.

  1. Ubicación espacial:

Realiza juegos en los que los niños deben decir dónde se ubican ellos y dónde están las  cosas. Así comprenderán que existen relaciones entre los objetos y que estas relaciones pueden nombrarse: abajo, adelante, atrás, fuera, dentro, etc.

2. Ubicación temporal:

Favorece que los niños relacionen actividades y situaciones con el momento en que se  efectúan: la siembra se hace antes que las lluvias, después de la escuela nos vamos a casa, etc. Así comprenderán que los sucesos se relacionan con el tiempo: antes, después tarda más – tarda menos, etc.

3.   Clasificación: 

Dé material variado que los niños puedan clasificar (semillas, botones, lápices, flores).

Así se fijarán en las semejanzas y diferencias de los objetos. Ellos podrán determinar los criterios de clasificación, como forma, color, tamaño y otros.Ejemplo: Cosas esféricas. Cosas rectangulares.

4. Seriación:

Ofrecerle material para que pueda ordenarlo, seriándolo. Así se darán cuenta de las diferencias de tamaño, longitud, altura y otras. Ej: chico; grande. Largo – corto,

5. Correspondencia.

Crea situaciones en las que los niños tengan que hacer correspondencia entre dos series de objetos (juegos de etiquetar frascos, repartir frutas, platos ). Así comprenderán que las cantidades que son iguales se pueden poner en correspondencia.

 6. Cantidad:

Propone juegos en los que intervienen nociones de cantidad, como muchos – pocos, todos – algunos.

Bibliografía:

  • “Estimulación temprana, importancia del ambiente para el desarrollo del niño”. UNICEF – Centro de Estudios de Desarrollo y Estimulación Psicosocial ( CEDEP). AÑO 1.978. Santiago de Chile.
  • “Desarrollo normal de la conducta del niño”. M Jesús Mardomingo Sanz. Año 1.980. Madrid.
  • “Cognición del lenguaje y bases de la lecto-escritura.” Ministerio de Educación Pública. Año 1.988. Chile.
  • “Los niños crecen con afecto”. A Muñoz / F. Molina. Año 1.989. Chile.
  • “Estimulación temprana e intervención oportuna”. J. Tallis y otros.
  • “Manual del crecimiento y desarrollo del niño” – Organización Panamericana de la Salud. Año 1.986.
  • “Manual de juegos para los más pequeños”. G.B. de Vila _ M. Müller. Ed. Bonum, 6º edición.
  • “47 nuevos juegos para niños”. J. Hagstron. CEAC.
  • “De dónde venimos?”P. Mayle, ilustración: A. Robins. Ed. Grijalbo.
  • “Manual para niños y niñas en sus primeros años de vida” – Iguales pero diferentes. UNICEF – Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación, República Argentina.
  • Programa “Educa a tu hijo” – Cuba.
  • “Iniciación a la tecnología” – R. De Luca / M.T. Gonzales Cuberes. Editorial: Aique, Buenos Aires – 1.997.
  • “El libro de los juguetes”. Steven Caney, New York 1.997.
  • “De la cabeza a los pies”. Tuly Apel, Capital Federal, 1.997.
  • “A la escuela con el cuerpo”. Movimiento de Coperazione Educativa, Florencia. 1.974.
  • “Expresión lúdico creativa”. R. Dinello. Montevideo – 1.989.
  • “Emociones y colores”. Video. Autor: Mario Lodi – Italia.
  • ORALIDAD Y ESCRITURA. Tecnologías de la palabra. – Walter J. Ong. – Fondo de Cultura Económica – México – Primera reimpresión 1.993. Argentina.
  • JUGAR Y LEER. Guía para padres y animadores. – Mabel Condemarín G. Neva Milicic M. – Editorial del Nuevo extremo S.A. – Primera edición 1.998. Buenos Aires – Argentina.
  • LA TEORÍA DE PIAGET EN LA PRÁCTICA – H. G. Furth / H. Wachs – Editorial Kapelusz. 1.978 – Argentina.
  • DISEÑO CURRICULAR JURISDICCIONAL – Nivel Inicial. Gobierno de la Provincia de Santa Fe – Ministerio de Educación. Versión 1.997 – Argentina.
  • CONSULTOR DE PSICOLOGÍA INFANTIL Y JUVENIL – El desarrollo del niño. – Tomo 1 – Editorial Océano – España.
  • Documento de desarrollo curricular – Tercer Ciclo E.G.B _ ORIENTACIONES DIDÁCTICAS – Lengua – Gobierno de Sta. Fe _ Ministerio de educación – 1. 997.
  • ARTICULACIÓN ENTRE EL JARDÍN Y LA E.G.B – Alfabetización expandida – María Elena Duhalde; Ma. Teresa Cuberes; Ana Ma. Borzone de Manrique; Elena Stapich – Editorial AIQUE.
  • TRASTORNOS DEL LENGUAJE – Autores: Azcoaga y otros.
  • TALLERES DE MI JARDÍN – Lectoescritura e iniciación literaria – Mirta Ludueña; Itatí Rolleri – Ediciones Docentes Argentinas.
  • JUGAR ES COSA SERIA. Estimulación temprana …antes de que sea tarde – Clemencia Baraldi – Serie Psicoanálisis – Editorial Homo Sapiens – Edición 1.999.

CITAS CITABLES:

“El propósito fundamental es que el niño construya su conocimiento a partir  de la experiencia propia, de la reflexión sobre la organización de su misma actividad, propósito que implica de parte del educador la creación de los medios concretos que permitan alcanzar ese objetivo.

El niño construye su conocimiento matemático paso a paso y podemos ayudarlo al organizar actividades que le permitan observar, agrupar, comparar y ordenar los objetos”.

De la publicación: “Alternativas” Programa Regional de Estimulación Temprana. UNICEF. México

La Lecto-escritura como ámbito de articulación entre la Educación Infantil y la E.G.B. Por Mª. Casiello

“Las investigaciones realizadas en diferentes países sobre el aprendizaje de la escritura y nuestras propias observaciones, nos señalaron que ésta es la vía pedagógica propicia para abordar este significativo proceso.”

Ana María Borzone de Manrique
“Las investigaciones realizadas en diferentes países sobre el aprendizaje de la escritura y nuestras propias observaciones, nos señalaron que ésta es la vía pedagógica propicia para abordar este significativo proceso.”
Ana María Borzone de Manrique

Competencias: que el alumno/a…
A nivel cognitivo:
Comprenda el significado de señales no lingüísticas y lingüísticas, en un contexto dado.
Conozca las convenciones que sustentan la vida de relación, en la cotidianeidad.
Construya distintos mensajes significativos, en cada momento / lugar.
Lea, comprenda y reconstruya los mensajes que ha elaborado.

A nivel procedimental:
Domine las competencia lingüísticas básicas que posibilitan el logro de una comunicación fluida, una construcción de textos crecientemente pertinente y la comprensión de aquellos discursos que, paulatina y evolutivamente, vayan construyendo.

A nivel actitudinal:
Comprenda el significado de los diversos mensajes.
Valore la escritura y la lectura como espacios significativos de comunicación.

Breve descripción de la experiencia:
Se rescata un momento inicial, diario, de tareas en los preescolares:
– Registro de asistencia: ausentes / presentes: gráfico de barras.
– Juego libre.
– Con autitos: pistas; señales de tránsito; el peatón.
– Ámbito de la familia: recetas; ingredientes; lista de compras.
– Biblioteca: nómina de libros; préstamos.
– Puesta en común: vivencias; mensajes escritos; comprensión leectora.

Duración:
Todo el año, todos los días.

Evaluación y resultados:
La evaluación, tanto cualitativa como cuantitativa, es óptima.
Se ha logrado un porcentaje de alfabetizados que llega a un 75% y lo que es más importante aún, los niños, han descubierto la felicidad que resulta de construir los propios aprendizajes, de descubrir la funcionalidad de la lectura y, sobre todo, de disfrutar del PLACER DE LEER.

“Nuestro trabajo se sustenta en aportes teóricos, llevados a la práctica con la sencillez de lo cotidiano, pero con el consenso de un grupo que, centrado en la tarea; asegura la coordinación vertical privilegiando la construcción de la lengua escrita como instrumento básico de los aprendizajes sistemáticos”.

Frases o expresiones teóricas:

“A diferencia del sujeto psicológico, el sujeto epistémico es aquel cuyas estructuras son comunes a las de todos los sujetos del mismo nivel evolutivo.” Rita Vuyk.

Sujeto Psicológico —- es lo que lo hace “único”, en virtud de su historia personal.

Sujeto epistémico —- refiere a las etapas evolutivas por las cuales atraviesan las personas.

Según Inheder: “El niño en su progresivo descubrimiento de medios, lo que hace es resolver problemas que están indisolublemente ligados a contenidos concretos y específicos.”

El trabajo con el nombre propio:
– Aprender a escribir el nombre propio es aprender algo muy especial, ya que forma parte de la propia identidad.
– Antes de que el niño comprenda por qué ésas y no otras son las letras de su nombre, ni por qué el orden de esas letras en ése y no otro, su nombre escrito puede darle información pertinente y valiosa.
– Le indica que no cualquier conjunto de letras sirve para cualquier nombre;
– Le indica que el orden de las letras no es aleatorio.
– El tipo de letra utilizado fue imprenta mayúscula – incorporándose carteles con letra cursiva a pedido de los alumnos a partir del corriente mes.
– La tarea inicial fue que identificaran el cartel con su nombre entre los de sus compañeros.

Juegos:
presentación de los carteles con los nombres de los niños – acompañados de una foto o de una figurita por ellos recortada o por un auto – retrato realizado por los mismos niños; sopa de carteles; ronda con música en donde los carteles giran en un sentido y al detenerse se deberá buscar al dueño del cartel y entregarle el mismo; planilla de asistencia; cuadro de dos entradas; gráficos de barras con las mascotas que tiene cada uno en su casa; juego con etiquetas de productos alimenticios.

Situaciones didácticas
Uno de nuestros planteos fue: ¿cómo trabajar con niños que todavía no han descubierto las características alfabéticas de nuestro sistema de escritura?
Estos niños se encuentran tanto en las salas de Jardín de Infantes como en los primeros años de la E.G.B.. Si bien en estos niveles encontramos semejanzas, debemos tener en claro las diferencias:
1. La frecuencia y el tiempo destinados a la lecto –escritura que varía según el nivel de madurez del grupo.
2. Las exigencias curriculares;
3. La dinámica de trabajo.

¿Cómo planificamos en Educación Infantil?
– Incorporando lenguaje escrito como objeto de conocimiento en el Nivel Inicial.
– Actividades iniciales: la asistencia; o por medio de juegos donde realizaron acciones de escritura y / o de interpretación de textos tanto dentro como fuera del Jardín.
– Las actividades del conjunto: con el objeto de escribir carteles con noticias; mensajes publicitarios o mensajes a niños de otras secciones o al personal de la institución.
– En el momento de la actividad literaria en donde se trabajó y se trabaja con diferentes portadores de textos tales como: cuentos; diarios; revistas; poesías; cartas; etc.
– Actividades finales de registración de: préstamos de libros; quién se llevó la mascota?; etc.

Todas estas actividades tiene su origen en:
1. La unidad didáctica;
2. Situaciones problemáticas no relacionadas con el tema planificado ¿cómo podemos hacer para saber quien se llevó la mascota?.
3. Actividades propuestas por los niños.

A los 3 años las actividades tienden a que los niños logren:
a. Diferenciar dibujo de escritura;
b. Intenten escribir su nombre;
c. Traten de establecer diferenciaciones interrelacionales.

A los 4 años:
a. La escritura como sustituto del objeto real;
b. Realicen diferenciaciones interrelacionales.

A los 5 años:
a. Fonetización.
b. (a la cual los niños ingresan a esta hipótesis reflexionando sobre la relación parte – todo);
c. Hipótesis silábico – alfabética.
d. Hipótesis alfabética.

Recordemos que :

1.La lectura es un proceso interactivo de construcción de sentido.
2.Las estrategias que ponen en juego los buenos lectores pueden desarrollarse – esta es la función de la escuela.
3.Leer es comprender lo que se lee; sin comprensión no hay acto de lectura.

Esto constituye un verdadero desafío que nos obliga a seguir explorando todo lo que la institución escolar debe tomar en cuenta para que su trabajo sea eficaz.
Nos espera, a todos, un largo camino en el que iremos aprendiendo lo que aún ignoramos.

Didáctica de las Matemáticas en Educación Infantil. Mª. de los Angeles Casiello

Ninos cuentas mate

Para realizar con éxito el abordaje de las Matemáticas en Educación Infantil, necesitamos de una enseñanza global e integral, basada en los aspectos fundamentales de la psicología del niño y en la edad que nos ocupa, que haga del estudio de está área un trabajo realmente educativo y altamente significativo.
Por eso, creemos que una didáctica de las matemáticas, ha de tener en cuenta dos aspectos:
• la lógica como cultivo del razonamiento, el cálculo como conocimiento de los números y la geometría como representación mental.
• la evolución del niño en cada uno de los aspectos anteriores y las características de las diferentes edades.
En esta etapa es fundamental tener en cuenta que todo progreso intelectual se apoya eb dos ejes: a motricidad y la educación sensorial.

CONSIDERACIONES DIDÁCTICAS A TENER EN CUENTA:

LA IMPORTANCIA DEL LENGUAJE.
El lenguaje cumple un rol muy importante a la hora de adquirir conceptos; a tal punto que podemos afirmar, que sin la expresión verbal de los contenidos no hay una auténtica comprensión.

Es altamente recomendable, utilizar en un lenguaje PRECISO.  El maestro, debe concer el vocabulario matemático,  hablar con precisión ya sea al explicar o preguntar a los niños cualquier cosa de matemáticas.
En infantil, no tendremos como objetivo el hecho de que los niños aprendan vocabulario científico de los conceptos que captan, pero sí de que se FAMILIARICEN con una expresión correcta y que el vocabulario que escuchen sea ADECUADO.

Nunca, con el pretexto de simplificarlo, podemos permitir que sea usado de manera errónea. “LOS NIÑOS NECESITAN NOMBRAR TODAS LAS COSAS Y TODAS LAS ACCIONES CON SU VERDADERO NOMBRE, Y NECESITAN TENER UN NOMBRE PARA CADA CONCEPTO; SI NO ES ASÍ, NO ELABORAN CONCEPTOS.” (Mª A. Canals. La matemática en el Parvulario, 1991.Pág. 11).

LA FORMA DE TRABAJAR EN CLASE.
Es a través de la actividad lúdica, propia de esta edad, que debemos plantear ejercicios en forma de juego colectivo de un conjunto de niños que se mueven y actúan. El objetivo es que vivan desde dentro una situación real, lo que pretendemos que comprendan.
Debemos trabajar con algún material – sea grupal e individualmente – concreto.
Cuando los niños comiencen a captar el simbolismo escrito, pasarán a trabajar con representaciones escritas sobre papel lo que ya han asimilado con la acción y manipulación anteriores.
El proceso a seguir para todos los ejercicios sería:
“a. con los propios niños; b. con material; c. sobre papel grande; d. en fichas individuales de trabajo.”
 

EL MATERIAL SENSORIAL MONTESSORI.
Las bases del pensamiento matemático son como dije anteriromente: LA EDUCACIÓN SENSORIAL y LA MOTRICIDAD.
El material sensorial de Montessori, se basa en provocar relaciones de equivalencia (apareamientos) y de orden (ordenaciones), a partir de la comparación de los objetos (maderas) por sus características sensoriales. – no empleará el material de Montessori para aritmética.

MATERIAL PARA MATEMÁTICA.

Se puede clasificar en dos grupos.
a. material de uso corriente: objetos empleados en casa y en clase para formar conjuntos, contar, resolver problemas o para ayudar a comprender nociones básicas de espacio (globos, cajas, cuerdas, corchos – tapones; botones, juguetes, etc.).
b. material específicamente matemático: es decir, aquel que ha sido pensado y fabricado con el fin de servir a los niños para que al manipularlo experimenten unas propiedades concretas de la lógica, de los nombres o de la geometría. En este grupo se incluyen:

  • Montessori, como material sensorial.
  • Dienes, Z.P. Bloques Lógicos.
  • Tablillas de “números en colores” u otras, a partir de que el niño ya tiene una noción de cantidad.
  • Neumáticos, globos y zonas elásticas, que materialicen las líneas y superficies.

Para la didáctica de la geometría.

  • Dominós o juegos educativos de madera, que tenga la finalidad de realizar asociaciones.

c. También podemos emplear las imágenes, que ellos mismos traen y otros tipos de material que llamaremos cartoncillos, porque generalmente se hacen pegando fotografías o haciendo dibujos sobre pequeños cuadrados de cartón, que representan objetos que los mismos niños han de ordenar, contar,etc.

LOS BLOQUES LÓGICOS.
Dienes, Z.P. Bloques Lógicos. Se basan en cualidades como: color, forma, tamaño o grosor. Están diseñados de tal manera que las diferentes variantes o atributos de cada una de estas características combinan entre sí todas las formas posibles. Son 48 piezas. Cada una de ellas caracterizada por 4 atributos, y todas ellas diferentes entre sí, al menos en una característica. (Hacer las siguientes etiquetas: rojo, azul, amarillo, grande, pequeño, grueso, delgado, redondo, cuadrado, rectángulo, triángulo. Hay además otra colección, del mismo número de etiquetas, pero tachadas: no rojo, no amarillo, no azul, no grande, no pequeño, no grueso, no delgado, no redondo, no cuadrado, no rectángulo, no triángulo).

OTRO MATERIAL: Nos referimos al que suelen cosntruir los maestros y que deben tener características variadas tales como siluetas  de animales, flores, casas, etc.

LA IMPORTANCIA DE REALIZAR EL EJERCIO INVERSO:

  • Con esto queremos decir que si el niño, por ejemplo, hace conjuntos por definición, el proceso inverso será que nosotros haremos el conjunto y el deberá encontrar la definición.
  • Si se hace el ejercicio de encontrar una pieza, deberá encontrar las características que los definen.s
  • Si ordena de grande a pequeño; el inverso es de hacerlo de pequeño a grande.
  • Si se trata de clasificar por características, lo inverso será encontrar por qué criterio hemos clasificado, etc.
  • Cuando lleguemos al cálculo, el paso inverso será encontrar un número que sumado con otro ya conocido resulte un tercero también conocido (resta).

“ES IMPRESINDIBLE HACER EL EJERCICIO INVERSO EN TODOS LOS PROCESO IMPORTANTES QUE EL NIÑO REALICE, TANTO LÓGICOS COMO DE CÁLCULO; ESTO DESDE EL PRIMER MOMENTO” (Mª A. Canals. La matemática en el Parvulario, 1991Pág. 19).

 

ORIENTACIONES PEDAGÓGICAS PARA TRABAJAR CON NIÑOS DE 3 AÑOS:

Lógica – Conjuntos.

El niño empezará agrupando espontáneamente las cosas por sus características sensibles.

*Es muy conveniente, hacer conjuntos con cualquier tipo de objetos; agrupados por capricho. Que al niño le vaya quedando claro que objetos diversos forman un conjunto si nosotros queremos considerarlos como tal. Es importante esta idea: los conjuntos no tienen existencia física, sino que lo inventamos nosotros(pertenece – no pertenece).

*Hacer practicar al niño el análisis de los elementos, es decir: nombrar cada uno de los elementos de un conjunto dado, ver a cada uno por separado. Esto es especialmente importante en esta edad en que el niño ha de pasar de una primera visión global, a una progresiva visión analítica. Nombrar cada uno de los elementos; consiste en expresar un conjunto por enumeración (extensión).

*Luego de formar conjunto está el ejercicio de denominarlos como tales, expresarlos por definición. Ejemplo: cuáles son aquellos…son los azules (comprensión).

Relaciones.

Empezar haciendo ejercicios para ayudar al niño a conocer las características apreciables por los sentidos, aprendiendo a reconocerlas en los objetos, tanto en los de uso corriente como en los materiales específicos.

Uno de los primeros procesos mentales es el de relacionar objetos por comparación de sus características sensibles. La comparación de dos características (ejemplo: dos colores), para decidir si son las mismas o no, es decir, el acto mental de decir SI o NO es la relación más fácil, y por tanto la primera que el niño es capaz de hacer, y da pie a una relación de equivalencia.

Relaciones de equivalencia son, todos los ejercicios de clasificaciones y de apareamientos. Después siguen las ordenaciones (relaciones de orden) que son más difíciles.

Todos los ejercicios de educación sensorial, que básicamente consisten en aparear y ordenar, los consideraremos como fundamentales en la didáctica de la matemática durante esta etapa.

Correspondencias.

El niño ha esta edad las realiza de manera espontánea en la vida cotidiana (ejemplo: a cada niño su silla). Debemos ser conciente de ellas y aprovecharlas y de vez en cuando formularlas para que las vaya oyendo. Pueden iniciarse las correspondencias con material lógico. Ha esta edad haremos siempre correspondencias cualitativas, basadas en comparar las características sensoriales.

Noción de cantidad.

Haremos toda clase de correspondencias con objetos que se relaciones uno a uno, y también uno a dos. Entre estos es especialmente interesante el juego de comprar y vender, en el que se pueden comprar una  cosa por dinero, después pueden comparar una cosa por dos dineros. El mayor momento de comprensión del 2 será cuando preparen los 2 dineros por anticipado.

 

ORIENTACIONES.PEDAGÓGICAS PARA TRABAJAR CON NIÑOS DE 4 AÑOS:

Lógica – Conjuntos.

Convienen hacer los conjuntos de muchas formas, físicamente diferentes – dentro de una caja, sobre un papel, con cuerda alrededor, sin nada que los enmarque, etc. – para que el niño no identifique la idea de conjunto con una determinada manera de hacerlos o de colocar los elementos.

En esta edad es muy importante que ya se hagan ejercicios verbalmente, sin material: hacer conjuntos  y relaciones no con cosas que ven, sino que imaginan; naturalmente se trata de decírselas – ha llegado un barco cargado de…; veo, veo…

Trabajar también con conjuntos definidos por dos características – a la vez: ejemplo los que son cuadrados y rojos. Puede hacerse con material – bloques, cromos, cartoncillos, tablillas – y también, oralmente, nombrando cosas de la clase que puedan ver.

Durante esta edad el niño va entrando en la comprensión de los símbolos, y empieza ya a emplearlos como símbolos. Los primeros en matemática son:

*el diagrama – cordel, dibujo de tiza, lápiz…- siempre usado como separador de otros elementos.

*las etiquetas representan las características de los bloques lógicos.

*el signo de negación que será la X – como en los cuadernos de Dienes.

*la flecha.

*otros signos inventados por ellos mismos para definir y nombrar conjuntos.

 

Relaciones.

Continuar trabajando la educación sensorial – apareamientos: relación de equivalencia; gradaciones: relaciones de orden, aunque las más difíciles: escalas de colores, no las resuelvan hasta fin de curso.

*todos los dominó sencillos – que no son otra cosa que un apareamiento.

*todo tipo de clasificaciones con material corriente. Aumentar las dificultades a partir de los siguientes puntos de vista:

-los elementos que se utilicen han de ser cada vez menos diferenciados unos de los otros.

-los criterios de clasificación que proponemos al niño, serán aún cualitativas, pero la dificultad puede ser mayor para su percepción. Por ejemplo: clasificar botones es propio de los 3 años, si se trata de separar algunos muy grandes y rojos de otros pequeños y blancos; en cambio a los 4 años, podemos proponer al niño lo mismo, pero dándoles muchos botones, todos blancos de la misma medida y pedirle que los separe según tengan los agujeros.

*trabajar relaciones de equivalencia con los niños de la clase a partir de características definidas sin ambigüedades, de forma concreta – los que llevan los calcetines del mismo color…-.

Hacer la relación en forma de mensaje, es decir que la relación nos sea dada a partir de  una frase – ejemplo: yo llevo los calcetines del mismo color que tú. De aquí se puede ir avanzando  hacia las flechas en un papel de embalar colgado en la pared y en el que los niños previamente habrán de dibujarse  a sí mismos. De esta forma se introduce la flecha para expresar las relaciones sobre el papel – ejemplo: haz flechas que digan: yo soy del mismo color que tú.

*igualmente con las relaciones de equivalencia:

– tanto en las relaciones como en las correspondencias (convienen que la relación se exprese de diferentes formas: a veces puede ser cerrar en un círculo; otras pintar del mismo color o unir con flechas).

Correspondencias.

Juegos de asociación de ideas que son correspondencias.

A los 4 años y medio iniciar las correspondencias sobre papel a partir de conjuntos con elementos dibujados, impresos, introduciendo las flechas como en las relaciones.

Haremos siempre correspondencias cualitativas, en otras palabras, aquellas en la que el niño ha de relacionar los elementos de un conjunto con los de otros basándose en las características  o criterios muy sencillos – cada niño su juguete.

A medida que el niño va manipulando conjuntos, y viéndolos como tales, el niño va descubriendo la nueva calidad propia que implica el número.

Cuando más pequeño es el niño, más aferrado está a la percepción sensoriomotriz, y es gracias a ésta, y apoyándose en ella, que irá descubriendo  por una parte, el conjunto como un ente propio; y por otra, la cantidad como un propiedad de los conjuntos. A esta edad empieza a preparar esta noción de cantidad, comenzando a ver que en los elementos de un conjunto que sean rojos, hay otros factores: que un conjunto hay tantos como  en otro; que existe el número de elementos y esto no depende de que estén situados de tal o cual forma…

ORIENTACIONES PEDAGÓGICAS PARA TRABAJAR CON NIÑOS DE 5 AÑOS:

Lógica – Conjuntos.

– que el niño capte que se pueden realizar conjuntos por enumeración y por definición.

-hacer conjuntos por 2 o 3 cualidades positivas o negativas indistintamente.

-insistir en el ejercicio inverso, es decir que el niño encuentre la definición de un conjunto que le presentamos hecho, y que lo exprese verbalmente y con etiquetas.

-a esta edad se introduce la noción de subconjunto.

-puede iniciarse en la noción de intersección de conjuntos; ya que representa conceptualmente el mismo problema que el conjunto; es decir, que reconoce que hay elementos que pertenecen al mismo tiempo a dos conjuntos diferentes.

Relaciones.

-idem 4 años. Cada vez con criterios más difíciles en las relaciones de equivalencia. Que el niño experimente que un mismo conjunto puede clasificarse de diversas formas y produce diferentes subconjuntos o partes; según el criterio escogido. Que se ejerciten en encontrar los criterios de clasificación.

-insistir en las de orden – escalas de color, etc.

-toda clase de relaciones con papel y lápiz, usando flechas.

-relaciones de orden; de equivalencia; otras que no sean de ningún tipo en especial.

-relaciones  y correspondencias reproducidas gráficamente; el ejercicio inverso, es decir: mostrar una relación hecha con flechas, y que el niño descubra lo que dice la flecha.

Correspondencias.

-utilizar las flechas u otros medios de expresión.

-iniciar en el ejercicio inverso.

-tender cada vez más a las cualitativas, es decir, aquellas en las que se prescinde de las características de los elementos, y se hace pensar sobre el número de ellos.

Noción de cantidad.

-ver la noción de cantidad, es decir, ver cuándo en 2 conjuntos, a pesar de la diferente situación, forma, etc.…de los elementos, hay un mismo número de ellos.

Los niños tienen a esta edad una noción incipiente – no es clara ni abstracta como a los 7 años – con la que trabajan principalmente a base de comparar cantidades, diciendo donde hay más o menos.

El grafismo de los números se habría de producir después de este paso. Primero es el concepto y después el signo para expresarlo.

Cuando el niño llega a esta etapa de mínima adquisición del número natural – y eso frecuentemente no será hasta el primer nivel – ya está en condiciones de comenzar el CÁLCULO.

Cálculo.

Distinguiremos:

  1. cálculo con material.
  2. cálculo con dibujos.
  3. cálculos con esquemas gráficos – diagramas.
  4. primeros problemas o situaciones.
  5. cálculo mental – sin material, ni papel expresados verbalmente.
  6. cálculo escrito con flechas o máquinas.
  7. historias de los números.

-El apartado 1 y 2 son los que más trabajaremos en este nivel.

-El cálculo mental es importantísimo, y con cantidades más pequeñas ya los hemos indicado a los 3 años. Se sugiere abordarlo con situaciones muy próximas a la vida del niño. Se han de trabajar todas las operaciones y todas las diferentes formas posibles de cada una de ellas. Por ejemplo la resta se ha de plantear bajos los 3 aspectos siguientes:

*quitar y ver cuantos quedan;

*cuántos faltan para,

*cuántos tiene uno más que otro…

-Proceder de forma similar con la división.

Es importante que tanto la resta como la división se inicien como operaciones inversas, ya que ésta es su única definición válida en matemática. Por ejemplo: pensemos que 10:5=2, no quiere decir más que encontrar un número que multiplicado por 5 de 10. al niño será necesario planteárselo así: Si cada niño tiene5  cromos ¿cuántos niños se han de juntar para reunir 10 cromos?; y no plantearle siempre la operación en forma de repartir 10 cromos entre 5 niños.

 

 

 

 

EL CUERPO EN JUEGO. ¿Somos y/o tenemos un cuerpo? Por Mª Ángeles CASIELLO

Poema:

PARA QUE PUEDA SER

HE DE SER OTRO,

SALIR DE MÍ,

BUSCARME

ENTRE LOS OTROS,

LOS OTROS QUE NO SON

SI YO NO EXISTO,

LOS OTROS QUE ME DAN

PLENA EXISTENCIA,

NO SOY, NO HAY YO,

SIEMPRE SOMOS

NOSOTROS…

SOY OTRO CUANDO SOY

LOS ACTOS SON MÁS MÍOS,

SÍ SON TAMBIÉN DE TODOS

PARA QUE PUEDA SER

HE DE SER OTRO…

Autor: OCTAVIO PAZ

 

 

 

La constitución temprana de la identidad pasa por una etapa en la que la conciencia de Ser  es un sentimiento pulsado y vibrante desde la energía corporal (soy yo) y necesitará aún una concepción intra-psíquica más compleja para completarla con un sentimiento de Ser.

El movimiento cumplirá la función de expresión, comunicación, defensa y descarga en relación con sus relaciones internas ante las exigencias del mundo externo. La tarea de comunicación está predominantemente en las esferas mimética, motriz y verbal.

El movimiento expresa la manera de ser de la personalidad “en situación” y revela emociones y sentimientos que experimenta. Por eso es importante que en los primeros años de vida el niño pueda mover objetos, producir el movimiento, dejarse fluir en el y sentir corporalmente los efectos.

El gesto es una de las formas de expresión de una realidad humana. La mímica reúne actitudes y gestos mediante los cuales se traducen los estados afectivos.

Las experiencias de contacto, perceptivas del cuerpo todo entero, con el que el adulto brinda el sostén durante los primeros meses y la sensibilidad profunda que otorga la superficie total, desempeña un papel fundamental en la constitución del sujeto. Las secuencias de placer-dolor, van construyendo una demarcación  de representaciones de ese Yo Corporal.

El sentido de las posturas desempeña un papel fundamental en la construcción del conocimiento que tenemos de nuestro cuerpo, ello se debe a que adquieren una dimensión social en la medida en que revisten un sentido simbólico, para uno mismo y para los demás.

Las sensaciones internas constituyen el núcleo de sí mismo. Parece ser el núcleo central en torno al cual llegará a establecerse el sentimiento de identidad.

Paulatinamente el niño descubre que hay partes del cuerpo que marcan las diferencias entre los sexos. Los objetos se juntan y se separan a través de múltiples encuentros y desencuentros.

“Así como los fundamentos de su vida mental se construyen en el primer año de vida, también su mundo lúdico se origina en esos primeros juegos de pérdida y recuperación, de encuentro y separación”[1]

Con la marcha, el lenguaje y el juego simbólico, va emergiendo una persona autónoma. En la medida en que  el niño se va haciendo más independiente en sus desplazamientos, se expande la exploración del mundo inanimado y va desplazando su fuente de placer en la interacción social.

Los juegos simbólicos permiten al niño tomar conciencia de su entorno y a través de gestos, sonidos, ruidos, y movimientos, manifiesta y representa por medio de estas acciones, las realidades vivientes que está tratando de comprender. Es así como descubre que hay y que existen diversos puntos de referencia, que hay un compañero para jugar y esto significa reconocer el objeto de uso y a la vez reconocer que al otro puede o no interesarse por el mismo objeto.

Una regla de juego, define la presencia de alguien más y de un requisito a tomar en consideración. Descubrir el juego reglado, involucra a los otros y sale de la presencia única; porque implica entenderse con otros, comunicarse, entrar en diálogo.

Es a través de las manos que los seres humanos toman contacto con el mundo de los objetos, con la piel de la madre – primer objeto de amor. Manos, brazos, en un todo, le permiten al niño, incorporarse para coger las posturas más evolucionadas: gatear, pararse, reptar, caminar, arrojar, alejar objetos, etc. será la mano la que indique ante la falta de lenguaje verbal, todo aquello que el niño intente obtener o pedir de los otros.

La mano, es su función táctil de la que obtiene y provee de información; acompaña y produce ajuste del cuerpo entero con respecto a uno mismo y al espacio. Realiza las acciones pertinentes que, sin su intervención, difícilmente se concretarán.

Sólo cuando han aprendido a reconocer que la mano es más que dedos y uñas, pueden representar la parte interna de la misma.

El niño sabe sobre su cuerpo y sobre sí mismo mucho más de lo que representa en sus dibujos. Es alrededor de los dos o tres años que descubre la magia de cómo recrearlo y retenerlo a través del dibujo. Es el cuerpo su primer interés.

Los pies son los soportes, los que nos llevan. Son la parte más lejana del cuerpo; desde que logramos estar de pie y caminar, se convierten en el punto distal a la vista, a la cara y a la cabeza que dirige y actúa.

La cabeza, es una de las partes del cuerpo más cargadas de significado. Biológicamente es una de las zonas a las que se le brinda especiales cuidados durante el primer año de vida y aún después.

La cara muestra tempranamente señales de placer o dolor, de calma, de serenidad o inquietud.

La primera representación simbólica de la figura humana que un chico hace por medio del dibujo es la cabeza.

Entre los 3 y cinco años, los juegos sexuales entre niños son la norma y ello contribuye al buen desarrollo psíquico y físico.

El cuerpo, es el lugar donde se inscriben los aprendizajes a lo largo de la vida de un sujeto. En él se reflejan tensión, placer, alegrías y tristezas, sensaciones de comodidad e incomodidad, de bienestar o de enfermedad.

 

Concluiré diciendo:

Los seres humanos, somos una materia viviente, por eso nuestro cuerpo, es materia y espíritu.

Hoy, en los tiempos que corren, hay una intencionalidad social que refleja una estética prefijada. Los parámetros de belleza, están planteados en virtud del éxito, tipificando de esta manera determinadas formas corporales femeninas o masculinas, tonalidad de piel, color de cabello, de ojos,…Las reglas de mercado, avalados por la publicidad, nos enseñan que seremos si adherimos o consumimos, en cierta forma determinados productos.

Mientras el mundo avanza tecnológicamente en  forma vertiginosa, el ser humano sigue siendo morfológicamente el mismo. Por eso, daremos prioridad a todos aquellos medios que nos permitan aprender de nosotros mismos, conocernos, reconocer nuestras necesidades, nuestros intereses y limitaciones para poder así arribar a caminos de cuidado, respeto y construir nuestra propia identidad.

Nuestro cuerpo, nuestro hábitat vital, tiene necesidades fisiológicas y emocionales. Nuestro mayor capital somos nosotros mismos. La capacidad integradora de disponerse como unidad, con vibración sensorial, emotiva y reflexión, aunadas con el objeto de mejorar la calidad de vida de la persona.

 

 

Si en el comienzo de su vida el niño pasó del juego con el cuerpo al juego con objetos, ahora irá abandonando estos objetos para orientarse nuevamente y de un modo definitivo hacia su cuerpo y el de su propia pareja”.[2]

 

 

Contemos un cuento:

“Un día las partes del cuerpo humano tuvieron una disputa.

Ninguna quería estar más al servicio de las otras.

Los pies dijeron: “No trabajamos más para nadie, trabajad vosotras”.

La boca dijo: “Estoy harta de alimentaros, no masticaré la comida para el vientre”.

Los ojos dijeron: “También nosotros estamos cansados. Ahora mirareis vosotras”.

Y por eso las partes del cuerpo estaban peleadas, dejaron de ayudarse. Con el tiempo empezaron a debilitarse y se volvieron arrugadas y secas. Hasta que un día se dieron cuenta de las desdichas que traían estas disputas y decidieron reconciliarse y ayudarse como al principio. Los ojos miraron, los pies anduvieron, las manos trabajaron y volvieron a comer. Unidas todas las partes del cuerpo viven ahora en buena salud.” Cuento Popular Mongol.

 

 

Frase para PENSAR:

“EL EDUCAR SE CONSTITUYE EN EL PROCESO EN EL CUAL EL NIÑO O EL ADULTO CONVIVE CON OTRO Y AL CONVIVIR CON EL OTRO SE TRANSFORMA ESPONTÁNEAMENTE, DE MANERA QUE SU MODO DE VIVIR SE HACE PROGRESIVAMENTE MÁS CONGRUENTE CON EL DEL OTRO EN EL ESPACIO DE CONVIVENCIA.

EDUCAR OCURRE, POR LO TANTO, TODO EL TIEMPO.”

Maturana, R.H. “Emociones y el Lenguaje”


[1] “EL NIÑO Y SUS JUEGOS”. Arminda Abrastury. Editorial: Paidós Ecuador. Buenos Aires, 1987. Pág. 29.

[2] [2] “EL NIÑO Y SUS JUEGOS”. Arminda Abrastury. Editorial: Paidós Ecuador. Buenos Aires, 1987. Pág. 83.