La Lecto-escritura como ámbito de articulación entre la Educación Infantil y la E.G.B. Por Mª. Casiello

“Las investigaciones realizadas en diferentes países sobre el aprendizaje de la escritura y nuestras propias observaciones, nos señalaron que ésta es la vía pedagógica propicia para abordar este significativo proceso.”

Ana María Borzone de Manrique
“Las investigaciones realizadas en diferentes países sobre el aprendizaje de la escritura y nuestras propias observaciones, nos señalaron que ésta es la vía pedagógica propicia para abordar este significativo proceso.”
Ana María Borzone de Manrique

Competencias: que el alumno/a…
A nivel cognitivo:
Comprenda el significado de señales no lingüísticas y lingüísticas, en un contexto dado.
Conozca las convenciones que sustentan la vida de relación, en la cotidianeidad.
Construya distintos mensajes significativos, en cada momento / lugar.
Lea, comprenda y reconstruya los mensajes que ha elaborado.

A nivel procedimental:
Domine las competencia lingüísticas básicas que posibilitan el logro de una comunicación fluida, una construcción de textos crecientemente pertinente y la comprensión de aquellos discursos que, paulatina y evolutivamente, vayan construyendo.

A nivel actitudinal:
Comprenda el significado de los diversos mensajes.
Valore la escritura y la lectura como espacios significativos de comunicación.

Breve descripción de la experiencia:
Se rescata un momento inicial, diario, de tareas en los preescolares:
– Registro de asistencia: ausentes / presentes: gráfico de barras.
– Juego libre.
– Con autitos: pistas; señales de tránsito; el peatón.
– Ámbito de la familia: recetas; ingredientes; lista de compras.
– Biblioteca: nómina de libros; préstamos.
– Puesta en común: vivencias; mensajes escritos; comprensión leectora.

Duración:
Todo el año, todos los días.

Evaluación y resultados:
La evaluación, tanto cualitativa como cuantitativa, es óptima.
Se ha logrado un porcentaje de alfabetizados que llega a un 75% y lo que es más importante aún, los niños, han descubierto la felicidad que resulta de construir los propios aprendizajes, de descubrir la funcionalidad de la lectura y, sobre todo, de disfrutar del PLACER DE LEER.

“Nuestro trabajo se sustenta en aportes teóricos, llevados a la práctica con la sencillez de lo cotidiano, pero con el consenso de un grupo que, centrado en la tarea; asegura la coordinación vertical privilegiando la construcción de la lengua escrita como instrumento básico de los aprendizajes sistemáticos”.

Frases o expresiones teóricas:

“A diferencia del sujeto psicológico, el sujeto epistémico es aquel cuyas estructuras son comunes a las de todos los sujetos del mismo nivel evolutivo.” Rita Vuyk.

Sujeto Psicológico —- es lo que lo hace “único”, en virtud de su historia personal.

Sujeto epistémico —- refiere a las etapas evolutivas por las cuales atraviesan las personas.

Según Inheder: “El niño en su progresivo descubrimiento de medios, lo que hace es resolver problemas que están indisolublemente ligados a contenidos concretos y específicos.”

El trabajo con el nombre propio:
– Aprender a escribir el nombre propio es aprender algo muy especial, ya que forma parte de la propia identidad.
– Antes de que el niño comprenda por qué ésas y no otras son las letras de su nombre, ni por qué el orden de esas letras en ése y no otro, su nombre escrito puede darle información pertinente y valiosa.
– Le indica que no cualquier conjunto de letras sirve para cualquier nombre;
– Le indica que el orden de las letras no es aleatorio.
– El tipo de letra utilizado fue imprenta mayúscula – incorporándose carteles con letra cursiva a pedido de los alumnos a partir del corriente mes.
– La tarea inicial fue que identificaran el cartel con su nombre entre los de sus compañeros.

Juegos:
presentación de los carteles con los nombres de los niños – acompañados de una foto o de una figurita por ellos recortada o por un auto – retrato realizado por los mismos niños; sopa de carteles; ronda con música en donde los carteles giran en un sentido y al detenerse se deberá buscar al dueño del cartel y entregarle el mismo; planilla de asistencia; cuadro de dos entradas; gráficos de barras con las mascotas que tiene cada uno en su casa; juego con etiquetas de productos alimenticios.

Situaciones didácticas
Uno de nuestros planteos fue: ¿cómo trabajar con niños que todavía no han descubierto las características alfabéticas de nuestro sistema de escritura?
Estos niños se encuentran tanto en las salas de Jardín de Infantes como en los primeros años de la E.G.B.. Si bien en estos niveles encontramos semejanzas, debemos tener en claro las diferencias:
1. La frecuencia y el tiempo destinados a la lecto –escritura que varía según el nivel de madurez del grupo.
2. Las exigencias curriculares;
3. La dinámica de trabajo.

¿Cómo planificamos en Educación Infantil?
– Incorporando lenguaje escrito como objeto de conocimiento en el Nivel Inicial.
– Actividades iniciales: la asistencia; o por medio de juegos donde realizaron acciones de escritura y / o de interpretación de textos tanto dentro como fuera del Jardín.
– Las actividades del conjunto: con el objeto de escribir carteles con noticias; mensajes publicitarios o mensajes a niños de otras secciones o al personal de la institución.
– En el momento de la actividad literaria en donde se trabajó y se trabaja con diferentes portadores de textos tales como: cuentos; diarios; revistas; poesías; cartas; etc.
– Actividades finales de registración de: préstamos de libros; quién se llevó la mascota?; etc.

Todas estas actividades tiene su origen en:
1. La unidad didáctica;
2. Situaciones problemáticas no relacionadas con el tema planificado ¿cómo podemos hacer para saber quien se llevó la mascota?.
3. Actividades propuestas por los niños.

A los 3 años las actividades tienden a que los niños logren:
a. Diferenciar dibujo de escritura;
b. Intenten escribir su nombre;
c. Traten de establecer diferenciaciones interrelacionales.

A los 4 años:
a. La escritura como sustituto del objeto real;
b. Realicen diferenciaciones interrelacionales.

A los 5 años:
a. Fonetización.
b. (a la cual los niños ingresan a esta hipótesis reflexionando sobre la relación parte – todo);
c. Hipótesis silábico – alfabética.
d. Hipótesis alfabética.

Recordemos que :

1.La lectura es un proceso interactivo de construcción de sentido.
2.Las estrategias que ponen en juego los buenos lectores pueden desarrollarse – esta es la función de la escuela.
3.Leer es comprender lo que se lee; sin comprensión no hay acto de lectura.

Esto constituye un verdadero desafío que nos obliga a seguir explorando todo lo que la institución escolar debe tomar en cuenta para que su trabajo sea eficaz.
Nos espera, a todos, un largo camino en el que iremos aprendiendo lo que aún ignoramos.