ESTRÉS. ¿Podemos afrontarlo?

“El estrés es una respuesta general del organismo ante demandas internas o externas que en principio resultan amenazantes, consistiendo básicamente, en una movilización de recursos fisiológicos y psicológicos para poder afrontar tales demandas.”[1]

El significado etimológico de la palabra es TENSIÓN. Trae aparejado reacciones fisiológicas en el organismo vivo cuando necesita adaptarse a una situación. Es una herramienta de supervivencia.

Podemos decir de que el ESTRÉS, es en sí una reacción normal de carácter adaptativa del sujeto al medio ambiente ya que se experimenta en circunstancias de PELIGRO-ALERTA; momentos de TENSIÓN-PREOCUPACIÓN. Ello hace que el organismo en forma natural reaccione y se produzcan cambios en el mismo.

Sabemos con certeza, que el ESTRÉS, afecta tanto nuestro CUERPO como nuestra MENTE. Al hablar de ello, hacemos alusión a diversos sentimientos y sensaciones que aparecen ante determinadas circunstancias tales como: MIEDO, ANGUSTIA, APRENSIÓN, CRISPACIÓN, PREOCUPACIÓN…etc. por eso muchas veces decimos verbigracia: “estoy al borde de un ataque de nervios” – “hoy me siento con los nervios destrozados”…

Entre los SÍNTOMAS CORPORALES podemos citar: tensión muscular; temblores; sudoración; respiración agitada; dolor de estómago (“…se me cierra el estómago” o “tengo un nudo en el estómago”); diarrea; dolores de espalda y/o de pecho y/o de cabeza, etc.

Podemos considerar dichos cambios, como una ventaja porque nos preparan para la ACCIÓN-REACCIÓN, ante situaciones difíciles. Cuando el ESTRÉS es MODERADO, puede mejorar, incrementar y mantener nuestro rendimiento y salud. Ejemplo: si somos maestros y estamos preocupados porque tenemos una reunión de padres, puede llevarnos a preparar mejor la reunión, organizar el material que vamos a presentar, el discurso, la sala, etc.

Se convertirán en desventaja o problema, cuando el ESTRÉS es excesivo a nivel CUANTITATIVO y CUALITATIVO. El motivo puede ser muy variado:

  • Estar expuesto a situaciones estresantes o impactantes.
  • Carencia de recursos personales para hacer frente a dichas situaciones.
  • Agotamiento del organismo por estar sobre-funcionando para manejar las situaciones que podrían afectarlo.

Y evidentemente en estos casos, pueden perjudicar LA SALUD y EL RENDIMIENTO.

El ESTRÉS, está determinado por la interacción de:

SITUACIONES POTENCIALMENTE ESTRESANTES = CARACTERÍSTICAS DEL ESTÍMULO

+

las CARACTERÍSTICAS PERSONALES DEL SUJETO

(personalidad, capacidad de afrontamiento, hábitos, salud e historia personal)

+

VALORACIÓN COGNITIVA Y EMOCIONAL

(Cómo percibimos y valoramos una determinada situación, nuestros recursos para afrontar las situaciones estresantes, expectativas, frustración).

De lo expuesto vemos claramente, que una situación será más o menos estresante en virtud de nuestra valoración subjetiva.

¿Cuándo estamos frente a situaciones potencialmente ESTRESANTES?

Cuando versan sobre situaciones que pueden ser trascendentales para el sujeto; o cuando generan cambios significativos, novedosos; o nos plantean situaciones ambiguas, conflictivas, difíciles, o son dolorosas, incómodas o poco gratificantes.

Pueden presentar las siguientes características:

  • Amenazan nuestra seguridad ya sea: personal, económica o laboral, familiar e incluso la dignidad.
  • Lesionan o atentan nuestros principios, valores, creencias, normas o costumbres.
  • La toma de decisiones complejas: de gran responsabilidad o riesgo.
  • Problemas de difícil solución.
  • Ejecución de tareas monótonas, poco gratificantes, aburridas o carentes de todo tipo de incentivos.
  • Generadoras de sentimientos de inutilidad o fracaso.
  • Estar expuesto a algo molesto, doloroso, desagradable… ejemplo: dar la cara ante terceros por el actuar irresponsable o negligente de otro; o estar sometido a un tratamiento médico doloroso.
  • El someterse a evaluación social, ya sean jefes, familiares, amigos, etc.
  • Restricción de la actividad normal: estar al cuidado de un familiar altamente dependiente; haber tenido una accidente incapacitante. O depender de la decisión de terceros  para actuar.
  • Se traducen en una agresión física o psíquica.

LAS SITUACIONES ESTRESANTES PUEDEN SER POSITIVAS, tal es el caso de un ascenso dentro de la empresa, que implica una mayor responsabilidad; representar a una institución en un congreso – ya que estamos expuestos a la evaluación social.

PATRONES DE CONDUCTA A TENER EN CUENTA:

PATRÓN DE CONDUCTA TIPO A: incluye 3 componentes: IMPACIENCIA– COMPETITIVIDAD – HOSTILIDAD. Implica ausencia del PATRÓN DUREZA.

PATRÓN DUREZA: CONTROL –COMPROMISO –RETO.

ESTILOS DE AFRONTAMIENTO ANTE SITUACIONES POTENCIALMENTE ESTRESANTES:

a)      Negación – Huida – Evitación – Auto-culpación – Confrontación Irracional = todos ellos aumentan la VULNERABILIDAD AL ESTRÉS.

b)      Afrontamiento Activo – Búsqueda Racional de Soluciones – Autocontrol – Reevaluación Positiva de la Situación – aumentan la INMUNIDAD AL ESTRÉS.

IMPORTANCIA DEL APOYO SOCIAL:

El apoyo social percibido, nos puede ser útiles para amortiguar las experiencias estresantes en la medida en que aumenten nuestra AUTOCONFIANZA, nos ayuden a CONTROLAR el ESTRÉS, o nos ayuden a percibir la situación como un DESAFÍO o RETO  que podemos superar de forma POSITIVA.

¿PODEMOS CONTROLAR EL ESTRÉS NEGATIVO? SÍ, ¿CÓMO?

  • Solicitando ayuda médica y psicológica.
  • Realizando técnicas de RELAJACIÓN, MEDITACIÓN Y RESPIRACIÓN (Yoga- Tai-Chi)
  • Empleando Técnicas de DISTRACCIÓN: realizando actividades placenteras como jugar con nuestros hijos o mascotas; leer, dibujar, viajar…
  • Hacer EJERCICIO FÍSICO.
  • Controlando los PENSAMIENTOS NEGATIVOS AUTOMÁTICOS.
  • Procurando manejar las sensaciones de pérdida de control o angustiantes.
  • Realizando actividades que aumenten nuestra AUTOCONFIANZA.

Consejos útiles:

  • Realice una lista de las situaciones que Usted considera estresantes o que le generan ansiedad o que por algún motivo evita.
  • Ordénelas según el grado de dificultad de afrontación. (De las más fáciles de superar a las más difíciles).
  • Elija la situación que le genera ansiedad y considere más fácil de afrontar como objetivo a superar.
  • Procure enfrentarse a dicha situación todas las veces que pueda y que considere necesarias hasta que consiga manejarla sin dificultad.
  • Llegado a este punto pase a la situación siguiente de su lista y repita el procedimiento anterior.
  • Continúe así sucesivamente.
  • Evitar situaciones estresantes no es la solución, ya que producen un alivio temporal y hacen que sean cada vez más difícil de afrontar las situaciones o personas que usted considera como generadoras de estrés. Generando además, una falta de confianza en Usted mismo y en sus capacidades.

PARA LOGRAR SUPERAR ESTAS SITUACIONES, ES NECESARIO QUE LA PRÁCTICA DE AFRONTAMIENTO SEA REGULAR, FRECUENTE Y PROLONGADA EN EL TIEMPO HASTA QUE LOS SENTIMIENTOS NEGATIVOS Y ANSIOSOS DESAPAREZCAN.

NO VAYA CON PRISAS, CONFÍE EN QUE USTED PUEDE SUPERAR ESTAS DIFICULTADES Y QUE CUENTA CON EL APOYO DE SUS AMIGOS Y FAMILIARES APRA HACERLO E INCLUSO DE SU MÉDICO Y/O PSICÓLOGO.

NO SE DESANIME, PIENSE EN LA FORMA MÁS POSITIVA DE SALIR ADELANTE.

YO CONFÍO EN USTED Y USTED ¿¿¿CONFÍA EN SÍ MISMO???

 
Bibliografía:

“INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA Y SALUD: control del estrés y conductas de riesgo”. José Mª. Buceta; Ana Mª. Bueno; Blanca Mas (eds.) DYKINSON – PSICOLOGÍA. Madrid, 2001. Pág. 19.

“MANEJO DE LA ANSIEDAD”. Gillian Butler. Traducción Isabel Basaguren. Gobierno de Navarra. Tercera edición.

“MANUAL DE CONTROL DEL ESTRÉS”. Formación y empleo. HDRH: Grupo Femxa. Editorial CEP. Madrid, 2010.

“MANUAL DE PSICOPATOLOGÍA CLÍNICA”. J. Framcisco Rodríguez Testal, Pedro J. Mesa Cid (Coords.). editorial Pirámide, 2011.

WEBS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

http://www.monografias.com/trabajos14/estres/estres.shtml

ESTRÉS Y ANSIEDAD. Medine Plus.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003211.htm

TEST DE ESTRÉS. Psicoter.es

http://www.psicoter.es/tests/test-de-estres

TODO SOBRE ESTRÉS. DESESTRESARTE.COM

http://www.desestressarte.com/


[1] INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA Y SALUD: control del estrés y conductas de riesgo. José Mª. Buceta; Ana Mª. Bueno; Blanca Mas (eds.) DYKINSON – PSICOLOGÍA. Madrid, 2001. Pág. 19.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s