FORMACIÓN OCUPACIONAL EN ESPAÑA. Por Mª Ángeles CASIELLO

“La socialización de la enseñanza se concreta en la comprensión y transformación de los procesos de aprendizaje, promoviendo una cultura del aprendizaje colaborativo y del intercambio solidario entre los estudiantes-profesorado y la comunidad escolar, implicadas en redes de escuelas sensibles y coherentes con un modelo de mejora del saber ser y comprometerse con modelos de interrelación y solidaridad –responsabilidad mundial”[1]

  1. 1.         INTRODUCCIÓN:
    1. 1.    1. Características generales.

El siguiente trabajo se enmarca dentro de uno de los itinerarios formativos del Sistema Educativo Español: la Formación Ocupacional.

 

 

A continuación expondremos un esquema con el fin de visualizar el actual Programa Nacional de Formación del cual partimos:

FORMACIÓN REGLADA

FORMACIÓN NO REGLADA

Sistema Educativo

(LOGSE LOCE)

Formación

Ocupacional

Formación

Continua

Formación   Profesional Reglada Pública

Formación   Profesional Reglada Privada

Administración   Laboral

Otras

Administraciones

En   el marco del Acuerdo Nacional de Formación Continua

Fuera del   Acuerdo Nacional de Formación Continua

Plan   FIP

Escuelas   Taller

Casas   de Oficios

Catálogo de Títulos   Profesionales

Repertorio   de

Certificaciones   Profesionales

Catálogo de   Títulos Profesionales

SISTEMA   NACIONAL DE CUALIFICACIONES PROFESIONALES

Como podemos ver, la inserción de la Formación Ocupacional dentro de dicho sistema, se enmarca en el ámbito de la Formación No Reglada, tal como lo expresa  el Catálogo Nacional de Cualificación Profesional al hablar del Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales y Formación Profesional, en adelante SNCFP.

“El SNCFP, tiene como principal objetivo orientar la formación a las demandas de cualificación de las organizaciones productivas, facilitar la adecuación entre la oferta y la demanda del mercado de trabajo, extender la formación a lo largo de la vida, más allá del período educativo tradicional, y fomentar la libre circulación de trabajadores, por lo que cumple una función esencial en el ámbito laboral y formativo.”[2]

No podemos dejar al margen el mencionado Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales (CNCP), en el cual, el SNCFP, ordena las cualificaciones profesionales que considera susceptible de reconocimiento y acreditación, identificadas en el sistema productivo, en función de las competencias necesarias para el correcto ejercicio profesional.

Este instrumento, cuyo objetivo es posibilitar la integración de las ofertas de formación, para adaptarlas y adecuarlas a las características y demandas del sistema productivo, así como; servir de referente para evaluar las  competencias necesarias.

En pocas palabras, podríamos decir que el CNCP, es el instrumento que comprende las cualificaciones profesionales más significativas del Sistema Productivo Español.

Catálogo Nacional  de Cualificaciones Profesionales

Formación

Acreditación

Formación en el Sistema Educativo

Experiencia Laboral

Formación para el Empleo

Vías no Formales de Aprendizaje

La Dirección General de Formación y Cualificación Profesional tiene asignada las competencias de Formación Profesional para el Empleo; considerada por la Unión Europea como una de las medidas claves de la política activa, por ello, algunas modalidades están cofinanciadas por el Fondo Social Europeo. A través de la Formación Profesional Ocupacional (FPO), persigue facilitar a los desempleados una mejora de su cualificación  y su empleabilidad, recalificando y adaptando sus competencias profesionales a los requerimientos del mercado de trabajo de la Comunidad Valenciana. Es decir que se garantiza en todo momento la correspondencia entre FPO y las necesidades del mercado y para lograrlo se vale de los siguientes medios:

a. análisis cuantitativos de datos relevantes facilitados por ejemplo por el INEM; reuniones con informantes claves sobre el mercado laboral – ocupaciones en decadencia o en crecimiento; previsión de cambios tecnológicos, legislativos, etc.;

  1. b.  análisis cualitativo de los datos disponibles y de las informaciones recogidas, en este proceso, se ajustan las necesidades detectadas del número de alumnos que hay que formar por comarca y especialidad formativa.

El SERVEF, subvenciona la realización de acciones formativas correspondientes a diferentes programas tales como: los Talleres de Formación e Inserción Laboral (TFIL); el Programa de Formación Profesional para el Empleo yla Formación Profesional para el Empleo Semipresencial dirigido prioritariamente a los trabajadores desempleados; entre otros.

En el marco del presente trabajo nos interesa el Programa de Formación Profesional para el Empleo, el cualestá dirigido prioritariamente a los trabajadores desempleados inscriptos en los Centros SERVEF, a fin de proporcionarles la cualificación profesional para desempeñar una ocupación concreta y adecuada a las necesidades del  mercado de trabajo en la Comunidad Valenciana.

Tienen prioridad para realizar estos cursos: las mujeres, las personas con discapacidad y trabajadores de baja cualificación, siempre que cumplan el requisito de desempleado al menos en un 60 porciento del alumnado; es decir que sólo el 40 porciento pueden ser trabajadores en activo.

1.    2.  Justificación del Trabajo.

El objeto de este trabajo es comentar un tipo de Formación diferente, ya que no alude a la Educación Reglada, sino que trata de la realidad de una pequeña parcela de la Educación No Reglada: la Formación Ocupacional.

Se trata de comentar una vivencia personal ya que con motivo de hallarme en el paro, me apunté en el SERVEF, no sólo como demandante de empleo, sino también para realizar un Curso de “Formador Ocupacional”. Y desde aquí he aprendido gran parte de lo expuesto en el presente trabajo.

Fui convocada con junto con otras 80 personas, las cuales debimos superar una prueba de selección para quedar conformado el grupo de alumnos con un total de 16 personas con las siguientes características:

Edades comprendidas entre:

28 y 50 años.Sexo: 7 varones y 9   mujeres.Nacionalidad:1 francesa; 1   argentina; 2 rumanos; 12 españoles.Formación académica y experiencia profesional:3 Contables; 2   Profesoras de Idiomas; 2 Ingenieros; 1 Fontanero; 1 Soldador; 1 Cocinera; 2   Diseñadores Gráficos; 1 Diplomada en Turismo, 1 Trabajador Social; 1   Psicóloga y 1 Maestra de Educación Infantil.

Todos con un único objetivo: obtener el Certificado de Formador Ocupacional, para ampliar las posibilidades de inserción laboral. Poder enseñar un oficio o profesión que responda a una de las veintiséis Familias Profesionales reconocidas en el CNCP –ejemplo: Administración y Gestión; Servicios Socioculturales y a la Comunidad; Comercio y Marketing; Hostelería y Turismo; Informática y Comunicaciones; etc.

  1. 1.  3.  Problemas detectados.
  • Falta de formación pedagógica y didáctica, de los alumnos del Curso de Formador Ocupacional.
  • Alumnos sin hábitos de estudio.
  • Método de enseñanza tradicional.
  • Plantilla de profesores inestables en función de los cursos autorizados por el INEM y el SERVEF.
  • Grupo heterogéneo en formación y experiencia laboral.
  • La duración del curso.
  1. 2.         ANÁLISIS DEL MODELO SUBYACENTE.

2.1.            La cultura Formativa.

“La cultura de aula y de las Instituciones educativas es la síntesis de formas de vida, reflexión compartida, estilos de trabajo y procesos de creación de conocimientos, valores y formas de entender la actividad educativa[3]

El término cultura, hace referencia a la filosofía que de la formación existe dentro del mundo empresarial y de una empresa en concreto.

Existen distintas concepciones de lo que es la formación en la empresa; cada una con objetivos diferentes. Éstas son:

Gasto necesario: la formación viene determinada por las especificaciones del puesto de trabajo. Los recursos humanos se consideran piezas del engranaje empresarial.

Beneficio social: el primer objetivo es el desarrollo personal. La formación forma parte de la política social de la empresa, la cual se refleja en ayudas o becas de estudio.

Sistema indirecto de retribuciones: puede suponer un medio para compensar vicios de la política de personal de la empresa – ejemplo: la dirección de la empresa, decide organizar un curso de formación para poner fin a las quejas de los trabajadores.

Inversión empresarial: se invierte en formación para elevar el nivel de cualificación de los recursos humanos desde dos puntos de vista: la especialización y la polivalencia.

En la práctica de la formación, estas 4 tendencias suelen coexistir dentro de la política de empresa y en consecuencia generan unos intereses en materia formativa que se reflejan en los objetivos previamente definidos dando lugar a las fases que se transcriben en el siguiente esquema:

PLAN   ESTRATÉGICO EMPRESARIAL

 

INTEGRA

Lo que necesitan y   desean los trabajadores

Lo que quiere   realmente la empresa

Las necesidades y   posibilidades de la empresa

OBJETIVOS   GENERALES DEL PLAN ESTRATÉGICO EMPRESARIAL

Recursos materiales

Recursos tecnológicos

Recursos humanos

Financiación

Presupuesto

Aprovisionamiento

Medios: informáticos, de   producción, de mantenimiento. Plantilla; Selección; Formación;   Organización.

 

PLAN DE FORMACIÓN:

Objetivos y   necesidades de formación.

La organización de un servicio de formación requiere:

Planteo de objetivos y funciones de dicho servicio

  •  Colaborar con el departamento de RRHH y la Dirección.
  • Detectar las necesidades formativas y formular los objetivos.
  • Organizar y ejecutar los diferentes programas y cursos de formación.
  •  Evaluar los resultados obtenidos y proponer mejoras.

Dependencia orgánica y funcional. 

  • Del departamento de RRHH y/o del SEVEF.

Tipos de programas de formación.

Pueden ser de:

  • reciclaje;
  • perfeccionamiento;
  • seguridad y salud laboral;
  • idiomas;
  • orientación; etc.

En el marco del SERVEF pueden ser:

  • Programas de Inserción al Trabajo.
  • Talleres de Formación e Inserción Laboral para Parados de larga Duración.
  • Talleres de Formación e Inserción Laboral para: Mujeres; Menores de 25 años; Personas Discapacitadas; Personas en Riesgo de Exclusión Social; Inmigrantes.
  • Programa de Formación Profesional para el Empleo dirigido a trabajadores ocupados.
  • Programa de Formación Continua.
  • Programa de Garantía Social.
  • Otras ayudas gestionadas por la Dirección General de Formación y Cualificación Profesional destinadas a financiar: Unidades locales de Aprendizaje; los procesos de mejora de la calidad de centros o entidades que imparten Formación Profesional.

Dotación de personal.

Jefe de equipo con responsabilidades de:

  • Coordinación.
  • Programación Formativa General.
  • Relaciones Dirección-Trabajadores.

Representantes de formación encargados de :

  • Detección de necesidades formativas.
  • Determinación de objetivos formativos.
  • Gestión de los recursos.
  • Control y evaluación de la impartición.
  • Selección de formadores externos.
  • Selección de las materias a impartir.
  • Formadores especializados en Prevención de Riesgos Laborales; control de calidad; idiomas; etc.
  • Administrativos.
  • Instalaciones: aula de formación especialmente acondicionada.

Dotación de infraestructura y materiales.

  • Material didáctico inventariable: retroproyector; ordenadores; equipos de oficina; etc.

2.2.            Los nuevos yacimientos de empleo:

Como consecuencia de los cambios de las últimas décadas, entre ellas la llamada globalización económica, el desempleo y sus efectos, plantean un problema prioritario para la Unión Europea, que se reflejó en la toma de medidas plasmadas en el Libro Blanco sobre el Crecimiento, la Competitividad y el Empleo (1993), en donde se plasman los “nuevos yacimientos de empleo” con las iniciativas siguientes:

  • “Detectar las nuevas necesidades sociales no cubiertas por el mercado laboral.
  • Tratamiento de las nuevas necesidades regionales y locales.
  • Apoyo a la cobertura de las necesidades desde las administraciones públicas.
  • Favorecer la flexibilización de la organización del trabajo.
  • Tomar como referencia la rentabilidad a medio y largo plazo, descartando la inmediata.
  • Centrar las actuaciones en las nuevas actividades económicas que creen más puestos de trabajo.”[4]

El Consejo Europeo, toma como base este documento en el año 2000 y promueve a los estados miembros para que presenten sus propios Programas Plurianuales de Empleo.

En nuestro país se plasmó en el Instituto Nacional de Empleo (INEM), el cual desde 1985 venía promoviendo planes de formación para jóvenes desempleados.

2.3.    La Formación Continua de los trabajadores y la Formación Profesional Ocupacional.

Los cambios socioeconómicos produjeron un desfase entre el mercado y la competencia profesional de los trabajadores, acarreando como consecuencias la falta de competitividad y el crecimiento del desempleo. La formación pasa de ser un bien social para convertirse en un bien personal,  generando en España dos vertientes:

La Formación Profesional Ocupacional (FPO) vinculada íntimamente con el ámbito laboral.

La Formación Continua de los trabajadores: plasmada en acuerdos con las Organizaciones Sindicales, Organizaciones Empresariales; Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Confederación  Española de la Mediana y Pequeña Empresa (CEPYME) y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, se encomienda la gestión de la Formación Continua a la Asociación Tripartita.

“El INEM, a través del Plan de Formación e Inserción Profesional (FIP) contempla la formación y perfeccionamiento técnico de los formadores, y es un instrumento propio de la Subdirección General de Gestión de Formación Ocupacional que conjuntamente con las Direcciones Provinciales y los Centros Nacionales de Formación del INEM, intentan dar respuesta a las necesidades de perfeccionamiento y actualización de carácter técnico de las personas implicadas en la formación.”[5] Su principal objetivo, es mejorar las funciones y capacitaciones propias de los formadores. Del plan FIP, se benefician los formadores, tanto si es gestionado por el INEM o por las Comunidades Autónomas.


[1] A. Medina Revillo, Diseño, Desarrollo e Innovación del Currículum en las Instituciones Educativas –Tomo I. Cap.XII. pág. 515. Editorial Universitas, S.A. Madrid 2008.

[2]Catálogo Nacional de Cualificación Profesional.

A. Medina Revillo, Diseño, Desarrollo e Innovación del Currículum en las Instituciones Educativas –Tomo I. Cap. IX, pág. 412. Editorial Universitas, S.A. Madrid 2008.[3]

[4]Miguel Calvo,  Formador Ocupacional, pág. 40.

[5] Miguel Calvo,  Formador Ocupacional, pág.41.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s